sábado, 8 de noviembre de 2008

Contrates

Tras una rocambolesca quedada, que al final no pudo ser por motivos de trabajo de otro compañero y un viaje frustrado que sustituiría a la quedada, este sábado, día 8 de noviembre, ha sido cuando menos un día de contrastes. Antes de salir hice algunas consultas sobre el tiempo y todo indicaba que sería un día claro y con escasa nubosidad, y ciertamente, así fue más o menos por casi toda la provincia de Málaga, pero…, siempre nos queda ese “pero”, ya que justo cuando llegaba al Torcal, unos cuantos kilómetros antes se veía una densa capa de nubes justo encima del macizo rocoso que lo conforma.

En las estribaciones del Torcal detuve el coche casi en medio de la carretera para poder tomar unas imágenes de luces interesantes, justo arriba, a la altura del Almencino, vuelta a detenerme para tomar unas fotos del mismo con la niebla, en el recorrido por la Ruta Amarilla, más de lo mismo, niebla por un tubo, así que alguna que otra de siluetas y alguna cabra entre la niebla. Pero esto no es todo y por eso titulo este artículo como “Contrastes”, de vez en cuando aparecían unos clareos de mucho cuidado y en una de esas pude hacer una toma de lo que en esta zona se suele conocer como “maceteros” toda vez que realmente parecen maceteros naturales, una roca y un arbusto encima.

Igualmente también aprovechando algunos de los claros antes mencionados, hice alguna foto de formaciones, en fin todo un día de puro contraste del que al menos unas cuantas fotos se medio pudieron salvar y que andan colgadas por las galerías de Paisaje y de Fauna.

Por lo pronto dejo aquí alguna de esas imágenes de esos diferentes contrastes ya mencionados y que espero puedan ser del agrado de quienes las visiten.

2 comentarios:

PEPE DEL MONTGO dijo...

El Torcal tiene estas características. Yo he salido de Málaga, capital, con sol y al llegar al Torcal, agua a manta. Si vas sólo o con amigos, vale. Pero si llevas un autobús con alumnos te acuerdas de...
Saludos

PEPE DEL MONTGO dijo...

Para mi El Torcal es uno de esos sitios maravillosos que tienes cerca y cuando lo visitas parece que estás en otro mundo. Yo también me he encontrado más de una vez con esa niebla y no veas la gracia que hace.
Saludos